Juegos de mesa en la educaci´´on
Gamificación: Los juegos de mesa en la educación
April 21, 2021
woman teacher teaching online coronavirus and onli BX2MU2N 80x80 - ¿Cómo enseñar a programar a los niños?
¿Clases a domicilio o clases particulares online?
October 7, 2021

¿Cómo enseñar a programar a los niños?

diverse school children students build robotic car R4MM9JU 1200x480 - ¿Cómo enseñar a programar a los niños?

Niños aprendiendo a programar en el colegio.

Si estás leyendo esto y ya tienes unos cuantos años seguramente sepas que las clases extra escolares de hoy en día ya no son como las de antes. Las nuevas tecnologías y las nuevas necesidades provocan nuevas actividades que, de hecho, son de lo más recomendadas para los más pequeños.

A pesar de la importancia que siguen teniendo los idiomas, es un hecho que estos se estudian más dedicación que hace unos años. Precisamente por este motivo, las actividades extraescolares giran en torno a otros cometidos y uno de los más importantes es la programación.

Cuando nosotros éramos jóvenes la informática no dominaba tantos aspectos como lo hace ahora. La programación desde niños es fundamental para que los más pequeños conozcan mejor el entorno en donde se desarrollan y se familiaricen cuanto antes con las nuevas tecnologías que a día de hoy siguen llegando.

En este artículo vamos a ofrecerte algunas ideas, recursos que puedes encontrar en internet para aprender a programar niños además de conocer mejor la importancia que tiene la programación en los más pequeños.

¿Qué aporta aprender a programar a un niño?

Probablemente en los inicios de la programación, que alguien se dedicara desde pequeño a aprender esta materia tenía como principal objetivo una futura salida laboral. Sin embargo, hoy en día vemos que aprender esta programación va mucho más allá y sus conceptos se pueden aplicar en la educación de los más pequeños.

La clave de esta situación radica en el pensamiento computacional que se mejora al aprender a programar. Gracias a este tipo de pensamiento resulta mucho más sencillo aprender a solucionar diferentes problemas, buscar soluciones generales e identificar mejor los conceptos entre otras ventajas.

Saber dividir un problema o aprender a afrontarlo de diferente forma, forma parte de un tipo de pensamiento que se puede dirimir en cualquier situación cotidiana del día a día. De esta forma, se entiende que aprender programación acaba siendo algo positivo entre aquellos niños que incluso en el futuro no lleven a cabo estudios ligados a las ciencias.

A través de la programación se puede estimular la creatividad y se aprende a sacar un máximo provecho de las herramientas que se tienen alrededor. Resulta curioso como la programación puede ayudar a la sociabilidad en las aulas gracias a los diferentes talleres en grupo o a las presentaciones de los proyectos.

Precisamente por todo esto, podríamos decir que aprender a programar va mucho más allá que planear una vida dedicada a la programación. Se trata de una inversión de lo más interesante que puede ayudar en mucho a mejorar diferentes áreas del aprendizaje a pesar de que pueda parecer distinto de otras asignaturas.

Iniciando a los más pequeños en la programación

Resulta evidente que no se puede enseñar a programar de la misma forma a un niño que a un adulto. Mientras que un adulto probablemente quiera aprender a programar por iniciativa propia, a un niño tenemos que descubrirle las bondades de la programación y tenemos que saber despertarle el interés por la materia.

El juego puede ser fundamental a la hora de despertar el interés por esta materia. Afortunadamente, en internet puedes encontrar una gran cantidad de recursos gratuitos con los que puedes despertar el interés por la programación en los más pequeños en base a estas aplicaciones.

Scratch

Podríamos empezar hablando de lenguajes como Scratch. Scratch cuenta con una comunidad muy fuerte en donde te podrás encontrar una gran cantidad de proyectos creados por otros usuarios y también con muchos usuarios. Sin lugar a duda, uno de los aspectos más importantes de Scratch es que nos permite crear nuestros proyectos desde cero de una forma de lo más sencilla.

Evidentemente se trata de un lenguaje simplificado y de unas condiciones bastante prefijadas. Sin embargo, Scratch está genial y acaba provocando que quien lo usa quiera ir más allá y acabe por sacar un mayor rendimiento en su programa. El uso es bastante sencillo, un gato en el centro de la pantalla que actúa dependiendo de las órdenes que le demos dependiendo de las etiquetas que elijamos de la izquierda.

En base a esto, podemos hacer que el gato vaya andando o que cada cierto tiempo emita un maullido, se disfrace o cualquier otra opción que se nos permita. Como hemos dicho, las opciones vienen prefijadas, pero es el propio niño el que puede ir cambiándolas y alternándolas de cara a crear un patrón de conducta en el gato. Estos serían los primeros pasos ideales dentro del mundo de la programación.